Sobre la equidad, uso y conservación de los bosques (parte 2)

Este artículo es una continuación de mi último artículo titulado “Sobre la equidad, uso y conservación de los bosques (parte 1).

Hay tres puntos importantes para manejar los bosques:

  1. Los derechos otorgados para el manejo de bosques y las responsabilidades deben ser permamentes.
  2. Los bosques deben manejarse de tal manera que puedan proveer beneficio y valoir agregado a la sociedad.
  3. Los recursos boscosos deben ser transferidos en excelentes condiciones a las generaciones futuras!

Bajo este esquema los gobiernos buscan reducir la pobreza, incrementar la equidad y auto suficiencia: esto implica desarrollar Comunidades de Bosques (que estén formadas principalmente por grupos indígenas).Esto también permite que aquellos que manejan los bosques puedan intercambiar conocimiento y experiencia, lo que le provee a organismos internacionales con información valiosa de primera mano en cómo administrar los bosques.

Actualmente existen comunidades de los bosques que cooperan con la Coalición Global de los Bosques y el Movimiento de los Bosques Tropicales. Ambas organizaciones trabajan para promover justicia ambiental, el derecho sobre las tierras, agricultura y pesca sostenible. Simultaneamente, los gobiernos buscan incluir más entidades que contribuyan con la protección de los bosques.

Muchos ejemplos sobre lo factible que es la idea de las comunidades del bosques son presentados en el libro. Hay un ejemplo que fue de mi agrado y éste fue el de la comunidad de Mumbai. En enero del 2004 en “Foro Nacional de las Personas del Bosque y los Trabajadores Forestales de India”, “El Movimiento Salva un Bosque”, “La nueva Unión de Intercambio” y muchos otros comites se reunieron para establecerlos términos en los que los bosques son administrados. El resultado final de la misma fue un enunciado que prohíbe taxativamente a las corporaciones, gobiernos o cualquier institucion internacional, utilizar la naturaleza y los bosques como mercancía. Está de más decir que la iniciativa llamó la atención de las comunidades de los bosques.

La ONU también se comprometió en la Cumbre de Desarrollo Sostenible del 2002 a “tomar acciones en todos los niveles” para que fueran “reconocidas todas las comunidades autóctonas y asegurar su participación activa y efectiva para una administración sostenible. Para que las comunidades del bosque sean fieles al propósito de cuidar los bosques es imperativo que las mismas carezacan de intenciones para desarrollarse económicamente, no incrementen su competitividad ni ejecuten cualquier plan que comprometa sus objetrivos. En otras palabras, una comunidad sostenible es aquella que en donde la forma de vida, el negocio, la economía y las estructuras físicas y tecnolo´gia jamás interferirán con la capacidad de la naturaleza para sustentar vida.

En Africa, Senegal ha probado ser una comunidad del bosque muy eficiente y son mujeres las líderes de la comunidad. La zona está ubicada en la Reserva NAtural de Popenguine-Guereo, a 45km al sur de Dakar (capital de Senegal). El sitio fue considerado una reserva natural en 1986 y un año después 116 damas decidieron cooperar con el projecto. La asociación quiere:

  1. Recuperar el bosque: desarrollar comunidades de bosque sostenibles en donde puedan cultivar frutas para su consumo y venta.
  2. Salud: Organizar y recolectar desperdicios sólidos y tratarlos adecuadamente para su reuso o reciclaje.
  3. Comida: crear graneros y jardines para siembra y cosecha.
  4. Turismo: Ecoturismo

Sin embargo en otros lugares de Africa (i.e. Uganda), cuando se habla de manejo forestal descentralizado, existen dos clases de reservas boscosas. El primer tipo pertenece a esas reservas que fueron completamente cerradas para explotación comercial. Bajo este esquema las comunidades tienen accesos a los recursos de una forma limitada. En este esquema las reservas son manejadas por el gobierno y si bien es ceirto las comunidades de los bosques trabajan en ellas, también es cierto que la última palabra la tiene el gobierno. El segundo tipo de reservas forestales es aquella que puede ser explotadas para propósitos comerciales. Se asume que la administración del bosque está compartida con  el gobierno. En este caso las comunidades del bosque tienen la responsabilidad de manejar bosques con menos de 100 hectáreas mientras que el gobierno administra aquellos que son de mayor tamaño. Sin embargo el sistema es fallido pues solo ha demostrado que es un mecanismo para maximizar las ganancias y verse bien ante la ONU.

En Centroamérica las cosas también han mejorado algo. La  “Asociacion Coordinadora Indigena y Campesina de Agroforesteria Comunitaria Centroamericana [ACICAFOC]” fue creada en 1994 como resultado de varios esfuerzos, reuniones y el intercambio dado entre diferentes comunidades para experimentar un desarrollo sostenible. La visión fue desarrollar comunidades del bosque para el uso y manejo sostenible de los recursos naturales. Sin embargo una de las mayores limitaciones es que a pesar de tener tierras para reforestar, en general, la comunidad duda sobre la efectividad de los esfuerzos y el manejo de los mismos. La razón es la histórica corrupción que solo busca lucrar.

Catástrofe Ecológica de Petaquilla en Panamá

En el caso específico de Panamá, se ha entrenado a los grupos del bosques en conocimiento técnico y político. Los pasos que se han trazado para tener un manejo adecuado de bosques en Panamá son los siguientes:

  1. Encontrar maneras de entrenar a los líderes de las comunidades de bosques para que también sean líderes de grupos.
  2. Simultaneamente apoyar a los nativos a que ganen conocimientos sobre la conservación de recursos hídricos y técnicas de reforestación.
  3. Mejorar las técnicas de agricultura para optimizar los recursos de formas sostenibles.

Brazil también lidia con problemas serios de deforestación. A pesar de las políticas estrictas del gobierno, las compañías aún se las ingenian para ilegalmente hacer el trabajo; por ello la tala ilegal consiste en un 70% del comercio madedero. Brazil también es uno de los países que ha cedido y delegado los derechos de la administración de los bosques a las comunidades aborígenes.

Estados Unidos también posee bosques tropicales, sin embargo la situación de ellos es más complicada que lo que he descrito hasta este momento. El uso y producción de los bosques como recurso es determinado por “los estándares sociales.” Estos estándares varían radicalmente de comunidad en comunidad. Como resultado, Estados Unidos carece de coherencia y uniformidad, especialmente cuando se trata de lidiar con los recursos naturales. De hecho, usualmente, la ejecución y diseño de muchos proyectos se ha visto afectado por la carencia de claridad en los objetivos para el manejo sostenible de bosques. La razón es porque la conservación de bosques no es compatible con las técnicas agrícolas tradicionales que buscan es optimizar la ganancia. De la misma manera es improbable que esas comunidades de bosques que poseen pocos bosques puedan beneficiarse de la plantación de árboles. Esta estrategia funciona en otros países pero no en Estados Unidos puesto que los países del trópico no son movidos por ganancias puesto que las compañías taladoras son, principalmente, de capital extranjero…aunque siempre existen sobornos.

Muchos proponentes de la comunidad de los bosques argumentan que la globalización es la causante de la degradación de los bosques. Sin embargo, debo reconocer que el autor del libro falla enr econocer que la globalización es un mecanismo poderoso para restaurar el daño al medio ambiente. Dado a que ninguna nación es la dueña única de su tierra, todo lo que ocurra en un territorio afecta a todos.

Como parte del plan proactivo para proteger la integridad de los bosques, algunas de las medidas estrictas es desarrollar un sistema de cuidado que provea información en tiempo real sobre el estatus de los bosques nacionales o internacionales.

Por supuesto que se requiere apoyo internacional para restaurar la condicion de los bosques. Las comunidades de los bosques ha demostrado ser un mecanismo efectivo y seguro para hacerlo, pero cada gobierno tiene variaciones en su manera de hacerle frente al problema. Otro punto es que los gobiernos estan supeditados a la industria por lo que es extremadamente dificil hacer cumplir las legislaciones. Sin embargo debo decir que sí ha funcionado el concepto de comunidades de los bosques y estoy muy emocionado de ver que pasará con la idea en un futuro cercano y su implementación, específicamente, aqui en latinoamérica.

Autor entrada: molino01

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *